13 oct. 2012

Mundo extraño

Y pensarías en el pasado y en el olvido,
Te deleitarias con la lluvia roja,
Con un reloj sin andar,
Con el fuego helado del recordar.

Te subirias a lo más alto de los sueños
Tan sólo para despedazar el cielo,
Para espantar mis miedos,
Tan solo para susurrar mientras muero.

Muero... Y veo tus ojos negros,
Mi alma es de hielo,
Es un frío eterno...
El infierno no es de fuego.

Y pensarías en los sueños y en el pecado ,
Es emprender vuelos a mundos lejanos,
Es querer inundar el mundo con llanto,
Eres versos perfectos y exactos.

Y construyes palabras etéreas,
En un papel insalvado, es un mundo lejano
Extiendo mi mano, te busco en el pasado,
Caigo abandonado, solitario, con algo de llanto...


16 sep. 2012

Extraño

Y miro el pasado, me ensucio las manos,
y la sangre de tus labios aun sabe a pecado,
los sueños se destruyen, los versos aun sufren,
mentiras en verano y un veneno extraño.

El miedo es triste, el viento solpla,
mientras tanto las estrellas caen,
la muerte es un recuerdo simple,
solamente el frio me cobija...

Es un mundo extraño,
es tenue, palido, eterno y sin suerte,
llueven espadas mientras el se oculta el sol
dioses antiguos lloran sin amor...

Y miro el pasado, te veo llorando,
y la sangre de tus labios aun sabe a pecado,
todo parece perfecto, un paraiso de papel,
de versos de color extraño.

Un nombre


Y pensar en tu nombre, 
Pensar solo es un hecho,
Quisiera más que un suceso
un recuerdo vago con un nombre exacto.

Ya no tengo miedo,
tengo un sueño y un deseo,
Ya no hay tristezas en mi cuerpo,
Es libertad simple como el viento.

Y mientras el frio carcome mis huesos,
el perfume de tu cuerpo seduce a los muertos,
Un aliento invade el alma solitaria
Es el deseo de soñar despierto.

Se consumen recuerdos inertes
De un misterio tenue, sin colores,
deja que vuele lejos...
Donde no hay sol ni tiempo.

Vidas sin nombres, en un lugar secreto, 
en el fondo del cementerio
Donde se construyen los deseos,
Donde reposa tu cuerpo

26 mar. 2012

Esperar

De la muerte surge un recuerdo tenue
Y veo caer la sangre en mi suerte,
Siento el aliento tibio de tu cuerpo
Y una canción con sueños etéreos...

Tus manos aún no se calientan
Tus labios no cuentan mi historia,
Disparas con el miedo en los dientes
Y la lluvia se funde en el tiempo.

Lentamente despierto,
Veo sombras sin nombres,
Un arco iris negro,
Nos guía hasta el infierno.

Esperar un aullido silencioso,
Q recibe un poema eterno,
Qué rompa mis huesos,
Mientras se desvanece mi recuerdo.