7 may. 2008

Pensar

Si muero mis versos son rojos,
ahora son negros porque esto vivo.
¿Por qué estoy vivo?, porque te veo
o por qué deseo estar muerto

!Muerte¡, luego pienso,
sin manos, sin versos, ¿eso es muerte?,
miento por mil años nuevos,
ya no me queda mas aliento.

Misterios en tu pelo negro,
miedos en mis ojos viejos,
mil estrellas destruyen mis sueños
soy el olvido de tiempos muertos...

Palabras se condenzan en arco iris de hielo
paraisos de papel en un mundo etero,
sombras muerden mis dedos,
!Quiero cortar tu cuello¡

3 may. 2008

MITOPOEIA

No ve ninguna estrella quien no las ve ante todo
hechas de plata viva que estalla de pronto
en llamas, como flores en lo más hondo de un antigua canción,
cuyo eco musical desde hace mucho
persigue. No hay firmamento,
únicamente un vacío, sino una tienda enjoyada
entretejida de mitos y adornada por elfos; y no hay tierra,
sino la matriz de donde todo nace.
El corazón humano no está hecho de mentiras,
sino que obtiene sabiduría del único que es Sabio,
y al que todavía invoca. Aunque ahora hace ya tiempo exiliado
el hombre no está completamente perdido ni del todo ha cambiado.
Puede que lo acose la desgracia, pero no ha sido destronado aún,
y lleva los harapos del señorío que poseyó,
su dominio del mundo por acto creativo:
no es suyo adorar al gran Artefacto,
hombre, sub-creador, la luz refractada
a través de quien se astilla un único Blanco
en numerosos tintes que se combinan sin fin
en formas vivientes que van de mente en mente.
Aunque llenásemos todas las grietas del mundo
con elfos y duendes, aunque nos atreviésemos a construir
dioses y sus templos de oscuridad y luz,
y sembráramos semillas de dragones, sería nuestro derecho
( usado bien o mal ). El derecho no ha decaído.
Creamos todavía por la ley con la que fuimos hechos.

J.R.R. TOLKIEN

EL MIEDO

-¡Permítame explicarme! El miedo (y hasta los hombres más intrépidos pueden tener miedo) es algo espantoso, una sensación atroz, como una descomposición del alma, un espasmo horroroso del pensamiento y del corazón, cuyo mero recuerdo provoca estremecimientos de angustia. Pero cuando se es valiente, esto no ocurre ni ante un ataque, ni ante la muerte inevitable, ni ante todas las formas conocidas de peligro: ocurre en ciertas circunstancias anormales, bajo ciertas influencias misteriosas frente a riesgos vagos. El verdadero miedo es como una reminiscencia de los terrores fantásticos de antaño. Un hombre que cree en los fantasmas y se imagina ver un espectro en la noche debe de experimentar el miedo en todo su espantoso horror.

«Yo adiviné lo que es el miedo en pleno día, hace unos diez años. Lo experimenté, el pasado invierno, una noche de diciembre.

«Y, sin embargo, he pasado por muchas vicisitudes, muchas aventuras que parecían mortales. He luchado a menudo. Unos ladrones me dieron por muerto. Fui condenado, como sublevado, a la horca en América, y arrojado al mar desde la cubierta de un buque frente a la costa de China. Todas las veces creí estar perdido e inmediatamente me resignaba, sin enternecimiento e incluso sin arrepentimientos.

Guy de Maupassant


OPIO EN LAS NUBES

Soy Pink Tomate, el gato de Amarilla. A veces no se si soy tomate o gato. En todo caso a veces me parece que soy un gato que le gustan los tomates o mas bien un tomate con cara de gato. O algo asi. Me gusta el olor del vodka con las flores. Me gusta ese olor en las mananas cuando Amarilla llega de una fiesta llena de sudores y humos y me dice hola Pink y yo digo mierda, esta Amarilla es cosa seria, nunca duerme, nunca come, nunca descansa, que vaina, que cosa tan seria. Claro que a veces me desespera cuando llega con la noche entre sus manos, con la desesperacion en su boca y entonces se sienta en el sofa, me riega un poco de ceniza de cigarrillo en el pelo, que cosa tan seria, y empieza a cantar alguna cancion triste, algo asi como i want a trip trip trip como para poder resistir la manana o para terminar de joderla trip trip trip