3 may. 2008

MITOPOEIA

No ve ninguna estrella quien no las ve ante todo
hechas de plata viva que estalla de pronto
en llamas, como flores en lo más hondo de un antigua canción,
cuyo eco musical desde hace mucho
persigue. No hay firmamento,
únicamente un vacío, sino una tienda enjoyada
entretejida de mitos y adornada por elfos; y no hay tierra,
sino la matriz de donde todo nace.
El corazón humano no está hecho de mentiras,
sino que obtiene sabiduría del único que es Sabio,
y al que todavía invoca. Aunque ahora hace ya tiempo exiliado
el hombre no está completamente perdido ni del todo ha cambiado.
Puede que lo acose la desgracia, pero no ha sido destronado aún,
y lleva los harapos del señorío que poseyó,
su dominio del mundo por acto creativo:
no es suyo adorar al gran Artefacto,
hombre, sub-creador, la luz refractada
a través de quien se astilla un único Blanco
en numerosos tintes que se combinan sin fin
en formas vivientes que van de mente en mente.
Aunque llenásemos todas las grietas del mundo
con elfos y duendes, aunque nos atreviésemos a construir
dioses y sus templos de oscuridad y luz,
y sembráramos semillas de dragones, sería nuestro derecho
( usado bien o mal ). El derecho no ha decaído.
Creamos todavía por la ley con la que fuimos hechos.

J.R.R. TOLKIEN

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Rabia, eso fue lo que sintió, tanto tiempo había pasado y la vida seguía ligada a las idioteces de un amor sin fruto, una poesía maldita e inédita que se envolvía entre dulces regazos de vida y comunión. Odio es lo que explica las leves simpatías de la conducta humana que se envuelven enloqueciendo el recorrer de un adiós que culmina en la tierra. Escritos son muchos, la salsa muy fria, las manos carcomidas y los labios pura poesía maldita, escribir para vomitar, todo, sin dolores efímeros, tirarlo a la borda, a su suerte, a sus leves impresiones de figuras perfectas y silencios profanos. Lo odio, hombre, ¿Qué puede hacer? Detestaba cruzarse en su camino, se declaro enemiga de sus frágiles ojos, malditos como ninguno, vacíos y falsos como la maleza de la selva, sucia, fea… Ana no comprendía nada escribía un libro por simple rareza mental, quería expresarlo todo, saberse de sí, porque hasta el momento su vida fue un gran devenir de alegrías momentáneas y desolación permanente. ¿Leer? No quiere, detesta leer, para qué? Le recuerda su nombre, largo y común, muy común.
Rico, salsa, nunca le gusto, pero ahora, en este mismo instante, sabia, prodigiosa, con sinsontes hermosos, voces comunales, tambores deliciosos que se golpean tácitamente; los timbales si que resuenan!, las mismas frases, repitan, bien, para que tanta palabrería, tanta mierda, paila, la vida es así, una música que le anima, le enloquece y le hace olvidar, ese el amor de sus cuentos y sueños, metiéndose en los oídos de nuevo haciéndole recordar lo que tiene que mandar al carajo, hijueputa, sin conexión alguna con la tierra, suprimida a las ventajas de la cercanía y la niñez sin maduración, más rasca el ojo, deseó que las personas que más adoró, le entendieran, las razones, las perras palabras impronunciables, que jamás, por disgusto o gusto, se atreveria a comentar. Siglo XXI severo, que pasa? No le gusta? Si, pero………enero del 90, caminaba por una senda segura y sin obstáculos, corra, no, no quiero, estoy bien así, huída, para que quiere estar dentro, afuera todo es mejor, si muere, olvídese del amor, si muere olvídese del dolor, olvídese de mi, maldita la naturaleza creadora, ¿por qué? Vieja, para que la traíga aquí, no tengo vida, que voy a estudiar? Idioteces, en donde? Eso es mas idiota aún, porque lo vio, con esa nena, todos callados, parecían dos desconocidos, nada de amor, ni odios, ha cambiado, no era el niño que tenía que madurar, solo era ese hermoso muchacho, atractivo por el falso descomplique y tranquila mirada. Mentirse eso es maravilloso, ella siempre lo hizo, inventar, crear, soñar, le consuela, así pasa el tiempo en su vida, porque no hay otras formas, no quiere igualarle pelado, el esta en la cima, ella en el costado inferior derecho. A dormir le dicen los poemas ajenos a la verdad, una mujer no es tan berraquita, tan fuerte es débil (no es machismo) no hay peor fantasía que la que no se espera, el dolor bueno. Los golpes y sus huellas, el corazón y su impenetrabilidad. Llorar?, nooooooooooo, eso no le gusta es para los tontos, nunca ha podido llorar con ganas, es mejor tragárselo y retroalimentarlo todos los días un toquecito, delicioso! No sabe si le calmara escribir es la primera vez que, le hace con juicio, todo se quedaba en papelitos, muy sui generis en su generación? Que gracia, que furor el del sentimiento, siempre se queda en palabras cortas y finitas, que lenguaje tan grotesco. Sabe, ahora que lo piensa y siente, no cree que le quiera como antes, estaba feo, tan bien arreglado y bello para la sombra, que contradicción, siempre le gustaron las mmmmmmmmmmm parecen medias casas, con soles múltiples refugiados en el vacío pueril. No lleno la hoja, que pereza se le acabo todo, a veces quisiera tener una grabadora y hablar todo lo posible, sus pensamientos, le parecen super esenciales, necesita dejarlos estampados en algún lugar, una señal que estuvo allí, como ahora, no sabe quien carajos, lea esto, pero le vale, chévere escribir, vomitarlo. Joaquina no corras! Maldita nunca hace caso, quédese ahí, de nuevo el delirio por la literatura rusa, bien remarcada en la desgracia y el anarquismo, opacada por los grises, amarillos y ennegrecidos por el polvo y el tiempo. Eso, tiempo, no le gusta el tiempo.
No puede dejar de escribir, jugó un poco, pero paila. Le agradan los libros sus pastas finas y sus letras color platino, en cursiva y reteñidas, nunca han amado? Eso es importante, para los guevones, pobrecitos. Creo que le flagelo en su propia desgracia, al escuchar las desgracias de los demás se siente menos miserable, es tan buena con unos y tan mala con otros, no es autómata. No le gusta hablar en primera persona y menos si se refiere a su historia, pero seguramente borrará esto para que quede “perfecto” y después llegue el arrepentimiento. Ese que creará a raíz de las pasos inertes y cronometrizados, ese que le llevara por ese largo estrecho, esas escaleras parecen legibles a sus pupilas, resbalosas al tacto y lejanas a su sexo, ese que nunca podrá experimentar ni controlar, ese deseo ultrasensible que entra y sale sin forma ni condición, ese que es más sensible cuando se imagina que cuando se materializa….sube, sube, es lo mejor que sabe hacer, subir llegó al final del laberinto, pero contrario a la luz que supuestamente se ve al final del camino, la oscuridad se pierde en sus facciones lívidas y blancas, llegó lo logró ahora solo queda el vulgar “asesinato” tirarse que chimba! Será feliz ahora? Lejos de él? De ese que esta y no esta constantemente, lo encontrará hombre blanco y pálido, lo buscará y lo matará, se vengará de ese amor, de su silencio y su falta de crueldad cuando tenía que salvar a la mujer mas idiota de todas, RABIA eso fue lo que sintió, tanto tiempo había pasado y su vida seguía ligada a las idioteces de un amor sin fruto, una poesía maldita e inédita que la envolvía entre dulces regazos de vida y comunión...

Anónimo dijo...

todos callados, parecían dos desconocidos, nada de amor, ni odios, ha cambiado, no era el niño que tenía que madurar, solo era ese hermoso muchacho, atractivo por el falso descomplique y tranquila mirada. Mentirse eso es maravilloso, ella siempre lo hizo, inventar, crear, soñar, le consuela, así pasa el tiempo en su vida, porque no hay otras formas, no quiere igualarle pelado, el esta en la cima, ella en el costado inferior derecho. A dormir le dicen los poemas ajenos a la verdad, una mujer no es tan berraquita, tan fuerte es débil (no es machismo) no hay peor fantasía que la que no se espera, el dolor bueno. Los golpes y sus huellas, el corazón y su impenetrabilidad. Llorar?, nooooooooooo, eso no le gusta es para los tontos, nunca ha podido llorar con ganas, es mejor tragárselo y retroalimentarlo todos los días un toquecito, delicioso! No sabe si le calmara escribir es la primera vez que, le hace con juicio, todo se quedaba en papelitos, muy sui generis en su generación? Que gracia, que furor el del sentimiento, siempre se queda en palabras cortas y finitas, que lenguaje tan grotesco. Sabe, ahora que lo piensa y siente, no cree que le quiera como antes, estaba feo, tan bien arreglado y bello para la sombra, que contradicción, siempre le gustaron las mmmmmmmmmmm parecen medias casas, con soles múltiples refugiados en el vacío pueril. No lleno la hoja, que pereza se le acabo todo, a veces quisiera tener una grabadora y hablar todo lo posible, sus pensamientos, le parecen super esenciales, necesita dejarlos estampados en algún lugar, una señal que estuvo allí, como ahora, no sabe quien carajos, lea esto, pero le vale, chévere escribir, vomitarlo. Joaquina no corras! Maldita nunca hace caso, quédese ahí, de nuevo el delirio por la literatura rusa, bien remarcada en la desgracia y el anarquismo, opacada por los grises, amarillos y ennegrecidos por el polvo y el tiempo. Eso, tiempo, no le gusta el tiempo.
ummmmm ya se quien es, muy obvio escribe igual a como habla.